Evaluador

Emociones: Un fuerte impulso por causar buena impresión
Meta: “Ganar” con estilo
Juzga a los demás por: Su capacidad de tomar iniciativa
Influye en los demás mediante: Hacerles competir por su reconocimiento
Su valor para la organización: Obtiene sus metas a través de los demás
Abusa de: Su autoridad e ingenio
Bajo presión: Se torna intranquilo, crítico, impaciente
Teme: “Perder”; quedar mal ante los demás
Sería más eficaz si: Llevara a cabo el seguimiento hasta el final; mostrara empatía al estar en desacuerdo; se marcara un ritmo más realizara para sus actividades

El Evaluador
toma las ideas creativas y las utiliza para fines prácticos. Es competitivo y
usa métodos directos para conseguir resultados. Sin embargo, gay quienes
consideran al Evaluador – más que agresivo ya que suele mostrar consideración
hacia los demás. En lugar de ordenar o mandar, el Evaluador involucra a las
personas en el trabajo usando métodos persuasivos. Obtiene la cooperación de
quienes le rodean al explicar la lógica de las actividades propuestas.

El Evaluador
suele ser capaz de ayudar a los demás a visualizar los pasos necesarios para
lograr resultados. Por lo general habla de un plan de acción detallado que el
mismo desarrollara para asegurar una progresión ordenada hacia los resultados.
Sin embargo, en su afán de ganar, el Evaluador se puede impacientar cuando no
se mantiene a los niveles establecidos o cuando se requiere mucho seguimiento.

El Evaluador tiene un pensamiento bastante
analítico y es hábil para expresar en palabras sus críticas. Sus palabras
pueden ser bastante hirientes. El Evaluado controla mejor la situación si se
relaja y disminuye su ritmo de trabajo. Un axioma que le sería útil para
lograrlo es: “Algunas veces se gana y otras se pierde”.