La Cuarta Revolución Industrial

La Cuarta Revolución Industrial es el nombre que los economistas le han dado a esta época de cambio e innovación radical en el mundo; a finales del siglo XVII fue la máquina de vapor y esta vez, serán los robots, la inteligencia artificial, la realidad virtual, internet de las cosas entre otras tecnologías, las responsables de una transformación radical en el mundo de los negocios tal y como lo conocemos actualmente.

“Estamos al borde de una revolución tecnológica que modificará fundamentalmente la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos. En su escala, alcance y complejidad, la transformación será distinta a cualquier cosa que el género humano haya experimentado antes”, vaticina Klaus Schwab, autor del libro “La Cuarta Revolución Industrial”.

El estudio Barómetro Global de Innovación 2016 de General Electric (GE), reveló que el 81% de los ejecutivos de empresas entrevistados dijeron seguir luchando para conseguir ideas con innovación radical, y sólo el 24% siente que su empresa está funcionando de manera correcta y adaptándose a las tecnologías emergentes, sintiendo la presión de la evolución digital.

Según lo comentado en el Foro Económico Mundial de Davos, las nanotecnologías, inteligencia artificial, internet de las cosas, drones e impresoras 3D serán las tecnologías punta de lanza  de la Cuarta Revolución Industrial,  además se concluyó categóricamente que esta revolución  podría acabar con más de 5 millones de puestos de trabajos en los 15 países más industrializados del mundo.

Durante la Cuarta Revolución Industrial serán empresas innovadoras, no solamente las que lancen nuevos productos y servicios, sino las que creen nuevos mercados, nuevos modelos de negocios y que identifiquen las posibilidades de la convergencia de modernas tecnologías para solucionar problemas y modificar modelos de negocio actuales.

La innovación disruptiva será el estándar dentro de los próximos años para grandes empresarios y emprendedores de StartUps; sin embargo la innovación sigue siendo un objetivo complicado y de alto riesgo para llevarlo a la práctica con éxito desde las estructuras de las empresas tradicionales; además están los consumidores dispuestos a pagar por innovación, la exigen y la aprecian. Empresarios innovadores hay que tener todo esto en cuenta para iniciar un cambio radical antes de que sea demasiado tarde y sus negocios actuales mueran al ser reemplazados por otros más innovadores.

La Cuarta Revolución Industrial, ya está ocurriendo, a gran escala y a toda velocidad. Hay que estar preparados

 

Add your Comment