Realizador

Emociones: Activo, diligente; muestra frustración
Meta: Logros personales, en ocasiones a expensas de la meta del grupo
Juzga a los demás por: El logro de resultados concretos
Influye en los demás mediante: La aceptación de responsabilidad por su propio trabajo
Su valor para la organización: Se propone y consigue resultados en áreas claves
Abusa de: Confianza en sí mismo; absorción en el trabajo
Bajo presión: Se frustra e impacienta con los demás; se convierte en una persona que “lo hace todo” en vez de ser alguien que “delega”
Teme: A quienes tiene niveles inferiores o competitivos de trabajo, que afectan los resultados
Sería más eficaz si: Dejara de pensar en “esto o lo otro”; estableciera sus prioridades con mayor claridad y aceptara enfoques alternativos; estuviera dispuesto a sacrificar los beneficios a corto plazo por otros a largo plazo

La motivación del Patrón Realizador surge en gran parte de su interior y de metas personales muy profundas. Este compromiso previo con sus propias metas impide que acepte automáticamente las metas del grupo. El Realizador necesita combinar sus metas personales con las metas de la organización. Como el Realizador siempre ha ejercido control sobre los aspectos más importantes de su vida, desarrolla a menudo un fuerte sentido de la responsabilidad.

El Realizador demuestra un profundo interés por su trabajo y un continuo e intenso afán por conseguir lo que se propone. Tiene una alta opinión de su trabajo y suele realizar las cosas por él mismo para asegurarse de que todo esté bien hecho. Valora el trabajo arduo y bajo presión “prefiere hacer” que “delegar” en otro. Cuando delega algo, suele volver hacerlo si no satisface sus expectativas. Su premisa dice: “Si tengo éxito, el mérito me corresponde, pero si fracaso, asumo la responsabilidad”.

Si el Realizador se comunicara más con los demás dejaría de pensar en “esto o lo otro”, del “yo mismo lo tengo que hacer” o “”quiero todo el crédito para mí”. Tal vez necesite ayuda para considerar otras propuestas y conseguir los resultados que desea. El Realizador sabe que funciona al máximo de su capacidad y espera un reconocimiento similar a su contribución, en ciertas organizaciones mediante ganancias elevadas, y en otras con posiciones de mando.