¿Cómo convertir la estrategia de negocio en resultados?

Las empresas exitosas trazan su futuro con estrategias creativas y efectivas, vigilan su desempeño con indicadores y miden sus rendimientos a través del logro de metas y objetivos clave.  Si bien abundan las planeaciones  estratégicas en los negocios, aun no le queda claro a todos  quién es el responsable de qué y cuáles son los roles de cada nivel, para lograr ser una empresa orientada en la gente y en el desempeño, es decir orientada a la ejecución de la estrategia.

Problema:

A pesar de que las empresas tienen clara la estrategia cada uno de sus departamentos o divisiones, continua empeñado en cumplir con sus propias prioridades y sin lograr los niveles de desempeño y cumplimiento de metas.

Esta aportación, aborda el reto de clarificar los roles y las actividades de los niveles de una organización y su responsabilidad para diseñar y ejecutar una estrategia de negocio exitosa. También mostraremos la necesidad de alinear la visión con el quehacer diario de la organización.

Para fines prácticos e ilustrativos,  dividiremos a una organización en 3 niveles;  el organizacional dónde se encuentra la dirección estratégica de la empresa; el nivel departamental o divisional en donde se encuentra la administración de las funciones que une la estrategia y la operación; por último el nivel de equipos donde se encuentran las personas, los procesos y la tecnología, lo que a veces llamamos la operación y/o producción de la empresa.  

El Nivel de organización es  el responsable de:

  • Crear la estrategia de negocio y definir las áreas de enfoque
  • Comunica a todos la estrategia definida
  • Proponer las metas y evaluar el desempeño de la organización

Nivel de departamento o división es el responsable de:

  • Planear y establecer los objetivos
  • Administrar la ejecución de los planes
  • Comunicar  los planes, objetivos e indicadores de desempeño
  • Retroalimentar y corregir el desempeño

Nivel de equipo de trabajo

  • Ejecutar los planes  y vigilar sus indicadores
  • Comunicar y reportar los resultados
  • Aprender y mejorar  en forma continua

Para complementar lo anterior podemos afirmar,  que la planeación se hace de arriba hacia abajo, es decir desde el nivel más alto de la organización llegando hasta cada uno de los equipos de trabajo. La ejecución se hace de abajo hacia arriba, es decir, desde los niveles de equipos de trabajo  hasta llegar con los resultados a la parte más alta de la organización. La alineación positiva se logra con la comunicación y clarificación de las estrategias y áreas de enfoque, tomando las metas de negocio como un lugar al que hay que llegar y cada uno de los objetivos establecidos como la medición que nos apoyará a medir el logro y el cumplimiento de la estrategia.

Solución: Una excelente estrategia de negocio se logra con la alineación positiva entre la planeación y la ejecución, siempre en una relación directa de administración del desempeño  y una fuerte comunicación total.

@jesusgaxiola

Readers Comments

  1. Juan Pablo Cruz febrero 27, 2020
    • jesusgaxiola febrero 28, 2020
  2. Raul marzo 24, 2020

Add your Comment