Complacencia vs Productividad

Hoy en día la productividad y la competitividad  es una demanda de los accionistas, de clientes y de los propios empleados, no nos gustaría trabajar en una organización en donde todos los compañeros no cumplan con un estándar de trabajo y que por sus nulos resultados se dañe el trabajo de todo el equipo, departamento y/o de toda la organización.

Voy a tratar de definir la complacencia en la organización; Complacencia Directiva son todas aquellas actitudes que fomentan la falta o laxa  rendición de cuentas, la escasa  o nula exigencia de resultados positivos aunados a una falta del sentido de cumplimiento en un tiempo establecido. Puedo poner un ejemplo; que pasa cuando no cumples con tus obligaciones fiscales, inmediatamente recibes una multa, un requerimiento o solicitud de aclaración y si persistes hasta puedes llegar a prisión. Mi pregunta es: ¿ pasa algo similar en las empresas? ¿somos así de exigentes con los que no cumplen?, y los que cumplen, ¿son oportunamente estimulados por la dirección?

Los desafíos que enfrenta una empresa son enormes, la complacencia afecta la productividad; propongo que los jefes o directores  “dejen” 4 actitudes claras:

  1. Acepten objetivos de desempeño muy bajos, y además de poca exigencia ante  empleados que no los cumplen. No hay cultura de cumplimiento.
  2. Poca o nula aceptación de la retroalimentación critica y que busca la mejora continua.
  3. Un sentido por parte de los directivos “que todo está bien” y que el próximo período mejorarán los resultados como por arte de magia.
  4. “No cuestionar el estatus quo” y además tratar de “APAGAR” cualquier idea innovadora que te llegue o confronte el estado actual de las cosas.

Para poder aumentar la productividad basta analizar lo que empresas exitosas han logrado en el tiempo, una visión clara por parte de sus directivos, metas cumplidas en el tiempo establecido, empleados exitosos y bien remunerados, recompensas al cumplimiento y al alto desempeño, accionistas satisfechos, clientes satisfechos pero sobre todo un equipo de trabajo competitivo y comprometido con el logro de sus objetivos empresariales y personales. A esto lo podemos llamar una organización competitiva.

Autor: Jesús Antonio Gaxiola Meléndrez

tw: @jesusgaxiola

Si esta entrada es de su utilidad por favor solo referencien al autor y el blog

Readers Comments

  1. Jorge Orozco Agosto 23, 2011
  2. jesusgaxiola Agosto 23, 2011
  3. Ricardo Ramirez Lepe Agosto 24, 2011
    • jesusgaxiola Agosto 25, 2011

Add your Comment